¿Adultos con cuerpo de niño? El cuerpo y la (auto)percepción

 

Un estudio realizado en la Facultad de Psicología de la Universidad de Barcelona y publicado en la revista "Proceedings of the National Academy of Sciences" concluye que la percepción e ilusión de propiedad corporal se transforman según el tipo de cuerpo que sustituye al propio en un contexto de realidad virtual. 

Domm Banakou, Raphaela Grot y Mel Slater, investigadores del Grupo de Investigación de Entornos Virtuales en Neurociencias y Tecnología Experimental (Event Lab) de la Facultad de Psicología de la Universida de Barcelona, creen que la actitud y el comportamiento de un adulto cambiaría y se adaptaría si volviese a tener el cuerpo de un niño.

Los autores del estudio llevaron a cabo dos experimentos mediante realidad virtual. En el primero, 30 adultos adoptaron el cuerpo de un niño de cuatro años (condición C) y otros 30 adoptaron cuerpos que tenían la altura pero no las otras cualidades de un niño (condición A). Ambos grupos experimentaron en primera persona con movimientos sincronizados entre el cuerpo virtual y el real.

Los científicos han observado que la sensación ilusoria de propiedad corporal era igual de intensa en las dos condiciones. No obstante, la estimación del tamaño de los objetos, tomando como referencia un punto fuera del cuerpo, era notablemente mayor en la condición C que en la A.

Según los invetigadores de Event Lab, la representación de uno mismo en un cuerpo alterado puede influir de manera espontánea y significativa en la percepción y el comportamiento. “La realidad virtual inmersiva confirma la escala global de la medida en la que el cerebro ajusta de manera automática el tamaño global de un avatar". Los psicólogos también han confirmado que el comportamiento varía en función del tipo de cuerpo virtual adoptado, por lo que “no sólo se debe considerar la influencia que los usuarios ejercen sobre los avatares, sino también el impacto que los avatares tienen en los usuarios”. 

El papel de la estimulación multisensorial

La sensación ilusoria de propiedad del cuerpo o de una extremidad se puede inducir mediante determinadas formas de estimulación multisensorial. Uno de estos métodos, utilizados en el experimento, consiste en dar golpes táctiles y visuales sincronizadamente en el brazo real, no visible, y en un brazo virtual de goma completamente visible.

Este fenómeno (ilusión del brazo de goma) se ha usado para inducir la propiedad en un cuerpo virtual que sustituye al real mediante un visor especial colocado en la cabeza de la persona con la que se realiza la investigación.

 

Centro Autorizado por la Comunidad de Madrid

Centro Autorizado por la Comunidad de Madrid. - Aviso Legal