Aclarado el misterio de la sustancia gris en la dislexia

Escrito por Centro Anayet.

 

La presencia de menos sustancia gris en el cerebro de las personas con dislexia es una consecuencia de las experiencias de lectura más pobres que tienen los afectados, y no de la causa del trastorno.

En las personas con dislexia, la presencia de menos sustancia gris en el cerebro se ha relacionado con los problemas de lectura, pero una nueva investigación, que se publica en The Journal of Neuroscience, sugiere que se trata de una consecuencia de las experiencias de lectura más pobres que tienen los afectados, y no de la causa del trastorno.

El nuevo estudio, encabezado por Guinevere Eden, del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, en Washington, comparó a un grupo de niños disléxicos con dos grupos control distintos: uno de la misma edad y otro de chavales más pequeños, que fueron agrupados en el mismo nivel de lectura que los niños que padecían dislexia.

"Si se hubieran observado diferencias en la anatomía del cerebro en los menores con dislexia y no en los dos grupos de control, el trabajo habría sugerido que la reducción de la sustancia gris refleja una causa subyacente del déficit de lectura. Pero eso no es lo que hemos observado", según Guinevere.

Los disléxicos mostraron menos sustancia gris en comparación con el grupo control de edad equivalente. Sin embargo, el resultado no se repitió cuando se utilizó el grupo de control de nivel de lectura como referencia.

El trabajo da una nueva perspectiva de la distinción entre los cambios cerebrales inducidos por la experiencia y los que son la causa del deterioro cognitivo.

 

Centro Autorizado por la Comunidad de Madrid

Centro Autorizado por la Comunidad de Madrid. - Aviso Legal