Logopedia y problemas de deglución

 

Los problemas de deglución pueden conllevar complicaciones respiratorias y nutricionales. A pesar de su importancia, es una realidad que pasa prácticamente inadvertida.

El papel del logopeda aquí es fundamental. El profesional de la logopedia debe ser capaz de observar y conocer cómo se alimenta y cómo es el entorno del paciente, aspectos claves para decidir el tratamiento a seguir. Dos cosas importantes se consiguen:

  • Adecuar el tratamiento a las necesidades y posibilidades del individuo
  • Facilitar la comprensión del tratamiento por parte de la familia

Las principales alteraciones de la deglución son la dificultad para la ingesta segura de líquidos (con tos o atragantamiento al beber) y la dificultad para manejar y empujar el bolo por debilidad muscular.

Modificar las dietas adaptándolas a cada caso, los cambios posturales y los ejercicios musculares son caminos para la mejora de la situación de los pacientes. Algunas pautas sencillas son las siguientes:

  • El paciente nunca debe comer ni beber acostado
  • El paciente debe estar sentado o incorporado para comer
  • Mantener incorporado al paciente unos 45 minutos después de las comidas para evitar problemas de reflujo gastroesofágico
  • Llevar una correcta higiene oral tras la ingesta

Centro Autorizado por la Comunidad de Madrid

Centro Autorizado por la Comunidad de Madrid. - Aviso Legal