Una introducción a la terapia cognitiva

 

La terapia cognitiva es una terapia psicológica que establece que los problemas mentales y emocionales tienen origen en procesos psicológicos no observables exteriormente. El postulado fundamental de la terapia cognitiva reza que las personas no presentan conflictos por los hechos o procesos concretos sino por la interpretación que realizan de los mismos. El proceso terapéutico tiene como objetivo la búsqueda de interpretaciones más funcionales y adaptativas por parte del paciente.

El modelo cognitivo de psicoterapia tiene su origen en la década de 1950 con el trabajo Albert Ellis. Esta terapia se desarrolló en un ambiente de cambio social y científico que favoreció la concepción de la mente, por analogía con la computadora, como un procesador de información. La teoría de la comunicación, la cibernética y la informática son disciplinas que propiciaron también la aparición del modelo cognitivo conductual. No es casualidad que una parte importante de la psicología cognitiva estudie los procesos mentales mediante simulaciones informáticas. Ya en la década de los 60, Aaron T. Beck desarrollará las aportaciones de Ellis con la creación de la escuela Terapia Cognitiva Conductual

 

Características de la terapia cognitiva

  • Trabajo en el presente: aquí y ahora
  • Comunicación y colaboración activa paciente-terapeuta
  • Tareas de autoayuda para realizar por el paciente entre sesión y sesión
  • Terapias destacadas por su brevedad gracias a la implicación del paciente fuera de las sesiones
  • Enfoque didáctico destinado a la autosuficiencia futura del paciente
  • Eficacia terapéutica y eficacia preventiva

 

(Pincha en la imagen para ver el vídeo) 

Terapia cognitiva

 

Centro Autorizado por la Comunidad de Madrid

Centro Autorizado por la Comunidad de Madrid. - Aviso Legal